header
Sexualidad
Si él no eyacula ¿significa que no le gustó?

 La eyaculación y el orgasmo masculino son dos procesos totalmente distintos en términos bioquímicos, sensoriales y orgánicos. El primero refiere a que la expulsión del semen y el segundo ocurre en un instante en donde a través de sus sensaciones ha logrado alcanzar un momento elevado de placer.

Una idea generalizada es que la eyaculación es la prueba más real de que la pareja ha quedado satisfecha sin embargo  no siempre es así. Existen hombres que pueden llegar a sentir un profundo placer sin haber llegado a la eyaculación. Esto se debe a que la glándula prostática recibe una vibración mientras el hombre es erotizado y eso le satisface, tanto como para prescindir de la eyaculación.